FXEMPIRE
Todos
Ad
Coronavirus
Mantenerse a Salvo, SeguirIndicaciones
Mundo
18,489,566Confirmados
698,510Muertos
11,716,784Recuperados
Buscar y Cargar Datos de Localización
Anuncio
Anuncio
James Hyerczyk
Gold

Los futuros del oro terminaban una semana muy volátil con un cierre ligeramente mejor, pero este metal precioso/activo de inversión/valor refugio continúa pareciendo vulnerable hacia abajo debido a las noticias positivas publicadas la semana pasada sobre las relaciones comerciales entre EEUU y China.

La dinámica de precios de la semana pasada no reveló ninguna sorpresa. Los vendedores en corto se cubrían después de la fuerte caída de la semana anterior, que fue causada por los titulares que indicaban que las negociaciones comerciales se habían encontrado con un obstáculo en el camino. Los vendedores volvían a la carga después de que algunos funcionarios de EEUU dijeran que el acuerdo comercial estaba cerca. Mientras tanto el oro recibía presión bajista después de que el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda (RBNZ) volviese a sorprender a los mercados al evitar un recorte de tipos. Pero dos días más tarde el oro encontraba soporte cuando los datos del empleo en Australia resultaban ser más débiles de lo esperado, lo que sugería que el Banco de la Reserva de Australia (RBA) podría volver recortar los tipos en diciembre.

La semana pasada los futuros del oro en Comex para diciembre se liquidaron en $1468.50, subiendo $5.60 o +0.38%.

Los datos económicos también jugaron un papel importante en los movimientos bidireccionales del oro. Un factor que lastraba los precios era una inflación, tanto al consumidor como al productor, más sólida de lo esperado en EEUU. El factor que impulsaba los precios era la publicación de unos datos dispares en las ventas al por menor en EEUU.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, también reducía las probabilidades de que se produjese una rotura alcista en el oro al decir que es improbable que el banco central vaya a ajustar los tipos de interés a corto plazo, siempre y cuando la economía siga el mismo camino que hasta ahora.

“Mirando hacia delante, mis colegas y yo vemos que el escenario más probable es el de una expansión económica sostenida, un mercado laboral sólido y una inflación cercana a nuestro objetivo simétrico del 2 por ciente,” dijo Powell en sus comentarios del 13 de noviembre. “Esta base en parte refleja los ajustes en política monetaria que hemos ido introduciendo para respaldar la economía.”

Mientras que los comentarios de Powell presionaban a la baja los precios del oro, los datos económicos y algunos eventos a nivel global lo impulsaban hacia arriba.

El oro se veía respaldado por unas protestas en Hong Kong que se volvían más violentas la semana pasada, empeorando una situación que ya de por sí era muy delicada en la ciudad durante los últimos días después del arresto de un grupo de legisladores favorables a la democracia.

Los traders también compraban oro como respuesta a un informe que mostraba que el crecimiento de la economía japonesa en el tercer trimestre se frenaba hasta quedarse en niveles próximos al estancamiento, el nivel más bajo del último año, ya que la guerra comercial entre EEUU y China y una demanda débil a nivel global castigaban a las exportaciones y mantenían la presión sobre los reguladores de la política monetaria para que introdujesen estímulos que impulsaran una recuperación económica que sigue mostrándose frágil, según informaba el Japan Times.

El oro también recibía el apoyo de un informe que mostraba que la producción industrial en China creció a un ritmo significativamente más lento del esperado en el mes de octubre, ya que las debilidades de la demanda a nivel nacional y global, junto con la eterna guerra comercial entre EEUU y China, lastraban la actividad en la segunda economía más grande del mundo.

El oro recibía un impulso adicional después de que unos datos de empleo decepcionantes en el mes de octubre hiciesen que aumentaran las probabilidades de que el Banco de la Reserva de Australia (RBA) tenga que volver a recortar los tipos en los próximos meses.

Pronóstico Semanal

Unas bolsas estadounidenses en máximos históricos y los comentarios positivos de los funcionarios estadounidenses diciendo que se están haciendo progresos en la “fase uno” del acuerdo comercial con China probablemente vayan a continuar lastrando los precios del oro, e incluso podrían mandarlo hacia abajo hasta los mínimos recientes.

Sin embargo los datos económicos débiles a nivel global, la caída de los rendimientos del Tesoro y la incertidumbre general sobre el momento en el que se va a cerrar el acuerdo comercial podrían continuar respaldando al oro.

Las actas del RBA podrían ofrecer soporte si se muestran proteccionistas. Sin embargo se espera que las actas de la Reserva Federal sean poco proteccionistas. Los inversores van a seguir de cerca las actas de política monetaria del BCE ya que en última instancia podrían decidir qué dirección van a seguir los precios del oro.

Los precios también podrían verse influenciados por la publicación del índice de gestores de compras (PMI) anticipado en la zona euro y en Estados Unidos.

Con los traders protegiéndose en valores refugio como el yen japonés, los bonos del Tesoro y el oro, y los inversores impulsando de forma agresiva a las bolsas estadounidenses hasta máximos históricos, está claro que uno de estos dos movimientos acabará cediendo puesto que van en direcciones opuestas. Por tanto, cuanto más tiempo pase el oro dentro de un rango estrecho de precios, más altas serán las probabilidades de que se produzca una rotura explosiva. La dirección vendrá determinada por el desenlace del acuerdo comercial.

Anuncio
¡No se pierda nada!
Descubra qué está moviendo los mercados. Regístrese para recibir una actualización diaria en su correo electrónico.

Últimos Artículos

Ver Todo

Opere Con Un Broker Regulado

  • Su capital está en riesgo