FXEMPIRE
Todos
Ad
Anuncio
Anuncio
James Hyerczyk
Añadir a Favoritos

Septiembre está programado para comenzar con el Congreso de los Estados Unidos enfrentándose a dos cuestiones clave: elevar el techo de la deuda, que es el límite legislativo sobre cuánto puede pedir prestado el gobierno y aprobar un proyecto de ley de gastos. Con base en el Tesoro de Estados Unidos, el Congreso debería elevar el techo de deuda el 29 de septiembre. Un fracaso en aprobar un proyecto de ley de gastos podría forzar el cierre del gobierno.

El mes también comienza con una caída de la popularidad del presidente Donald Trump a cerca del 37%. Es probable que esta baja tasa de aprobación tenga implicaciones negativas para la agenda de la administración Trump este año.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, el mejor interés del Presidente puede ser permitir que el gobierno cierre para reunir a los demócratas y los republicanos para tratar de reforzar el apoyo para algunas de sus propuestas, incluyendo la reforma tributaria y el aumento del gasto en infraestructuras.

Aunque muchos políticos creen que los cierres del gobierno son un desastre político para las carreras de los políticos considerados responsables de ellos, en este caso, en realidad se puede utilizar como una herramienta de negociación eficaz para ayudar a unir a los republicanos y los demócratas, el Congreso y el Presidente para conseguir avances en la reforma de la atención de la salud, por ejemplo.

No creo que el Presidente Trump realmente quiera ver un cierre del gobierno o un incumplimiento de su deuda, aunque lo ha prometido si no consigue su muro fronterizo con México. Sin embargo, creo que está dentro de su potestad cerrar el gobierno por lo menos brevemente para forzar a los líderes republicanos a llegar a compromisos con los demócratas antes de pasar a temas más importantes.

La historia ha demostrado que los cierres de gobierno pueden producir resultados positivos para la economía y para los políticos preocupados por sus carreras. Según la Oficina de Presupuesto del Congreso, un cierre en 1995, por ejemplo, obligó al presidente Clinton a ceder parcialmente a las demandas republicanas y pudo presentar un presupuesto más equilibrado.

El uso de un cierre del gobierno como una herramienta de negociación es una propuesta arriesgada, por lo que es probable que los mercados financieros experimenten volatilidad. Sin embargo, en mi opinión, puede ser necesario porque ahora mismo el Congreso no avanza en absoluto. La incapacidad de aprobar la reforma sanitaria, un plan viable de reforma tributaria y el aumento del gasto fiscal realmente puede hacer más daño a la economía.

Pregúntele a la presidenta de la Fed, Janet Yellen, si el aumento del gasto fiscal sería bueno para la economía. Estoy seguro de que estaría de acuerdo en que ayudaría a promover el crecimiento y funcionaría bien con las proyecciones de política monetaria de la Fed.

Estoy a favor de cerrar el gobierno por lo menos brevemente a finales de septiembre, porque creo que puede ser utilizado como una herramienta de negociación eficaz para animar a los republicanos y los demócratas a alcanzar compromisos en cuestiones económicas clave que deberían ayudar a mejorar la economía y prevenir una recesión económica en 2018.

Anuncio
¡No se pierda nada!
Descubra qué está moviendo los mercados. Regístrese para recibir una actualización diaria en su correo electrónico.

Últimos Artículos

Ver Todo

Opere Con Un Broker Regulado

ADVERTENCIAS IMPORTANTES
El contenido proporcionado en la página web incluye noticias generales y publicaciones, nuestros análisis y opiniones personales, y contenidos proporcionados por terceros, que tienen únicamente fines educativos y de investigación. No constituye, y no debería interpretarse como, ningún tipo de recomendación o consejo para tomar ninguna decisión, incluyendo hacer cualquier tipo de inversión o compra de algún producto. Al tomar una decisión financiera deberías realizar tus propias comprobaciones minuciosas, aplicar tu criterio propio y consultar a consejeros competentes. El contenido de la página web no va dirigido personalmente hacia ti y no tiene en cuenta tu situación financiera o tus necesidades. La información contenida en esta página web no se muestra necesariamente en tiempo real ni tiene que ser necesariamente precisa. Los precios mostrados pueden provenir de creadores de mercado y no tienen por qué haber sido extraídos de mercados de intercambio. Cualquier decisión de operar o de tipo financiero será única y exclusivamente bajo tu responsabilidad y no debería depender de ninguna información proporcionada por la página web. FX Empire no ofrece garantía alguna sobre ninguna información contenida en la página web y no será responsable de ninguna pérdida en la que puedas incurrir por operar usando información contenida en su página web. La web podría incluir anuncios y otros contenidos promocionales, y FX Empire podría recibir compensaciones por parte de terceros asociados con esos contenidos. FX Empire no avala a ningún tercero o recomienda el uso de servicios de terceros, y no asume ninguna responsabilidad por el uso de la página web o de los servicios de terceros. FX Empire y sus empleados, dirigentes, filiales y asociados, no son responsables y no deberían considerarse responsables de ninguna pérdida o daño resultante del uso que le des a la página web o que dependa de la información proporcionada en esta página web.
ADVERTENCIAS DE RIESGO
Está página web incluye información sobre criptodivisas, contratos por diferencias (CFDs) y otros instrumentos financieros, y sobre brókeres, mercados de intercambio y otras entidades en las que se opera con esos instrumentos. Tanto las criptodivisas como los CFDs son instrumentos complejos que entrañan un riesgo elevado de perder dinero. Deberías considerar con detenimiento si entiendes cómo funcionan estos instrumentos y si te puedes permitir asumir un gran riesgo de perder tu dinero. FX Empire te anima a que realices tus propias investigaciones antes de tomar cualquier tipo de decisión de inversión, y a que evites invertir en ningún instrumento financiero del que no comprendas completamente el funcionamiento o los riesgos asociados.